LAURA GÓMEZ ALONSO

ESPECIALISTA EN ORTODONCIA EN VILLANUEVA CENTRO ODONTOLÓGICO AVANZADO

Laura Gómez Alonso es ortodoncista en Villanueva Centro Odontológico Avanzado, donde pone al servicio de nuestros pacientes la experiencia acumulada durante una larga carrera profesional. Laura habla con conocimiento y pasión de su especialidad, que considera fundamental para una buena salud bucodental.

 

PREGUNTA ¿A qué edad se debería consultar con el ortodoncista?

RESPUESTA La ortodoncia es útil a cualquier edad. Respecto a los niños, a mí me gusta verlos a partir de los tres años, cuando han completado la primera dentición, porque ya puedes ver si tienen problemas esqueléticos, de falta de crecimiento de hueso o están desarrollando malos hábitos que afectarán a la disposición de los dientes.

 

P ¿Qué es lo que mira el especialista en una primera consulta?

R Toda la boca está hecha para encajar bien de nacimiento. Los dientes se asientan sobre la mandíbula y las presiones que se ejercen sobre ese conjunto modifican su configuración. Son los hábitos los que alteran el desarrollo normal que debería tener la boca del niño. Chuparse el dedo, dormir con la mano sobre la mandíbula, respirar o masticar mal afectan mucho en edades tempranas. En la primera consulta se observa y se dan consejos de algún hábito que se puede corregir. Se proponen unos ejercicios y se recomienda volver después, a los tres meses, para ver la evolución. Es posible que, con eso, evitemos que más adelante tengamos que poner ortodoncia.

P Entonces, ¿el tratamiento no supone siempre llevar brackets?

R Abordamos la cuestión en varias fases. Cuando el niño es pequeño trabajamos con la terapia miofuncional, es decir, observamos malos hábitos y aconsejamos para cambiarlos. Más adelante, entre los 6 y 12 años, la ortodoncia puede ser interceptiva, atajando problemas. Se puede recurrir a pequeños aparatos para expandir el paladar, moldear espacio y que los dientes asienten bien. Si no ha sido suficiente o si el paciente no ha ido nunca al especialista, la terapia  empieza a ser correctiva. Es cuando colocamos brackets, en niños desde los 12 años aproximadamente hasta la edad adulta.

P ¿Por qué es importante actuar a edades tempranas?

R El cuerpo del niño es mucho más plástico que el de un adulto y gracias a eso es más fácil corregir cualquier problema. En el caso de ser necesario actuar podemos intervenir sobre la estructura ósea de forma sencilla. Lo que en un adulto supondría cirugía, en el caso de los niños se puede solucionar con pequeños aparatos que ayudan a expandir, subir y acomodar la mandíbula para que los dientes encuentren su espacio.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page