Qué es la cirugía maxilofacial y en el momento en que es precisa

Cirugía maxilofacial, ¿has oído charlar de ella? En el artículo desde Doctor Toledo vamos a explicar qué es y cuáles son sus campos de acción.

Qué es la cirugía maxilofacial

La cirugía maxilofacial se encarga de las nosologías que afectan a los huesos de la mandíbula y a la cara generalmente, con lo que se hace cargo de la Traumatología, la Oncología, las malformaciones innatas y adquiridas y la cirugía preprotésica. Es una especialidad sintética, puesto que el cirujano maxilofacial tiene entendimientos concretos y especiales de múltiples distritos, órganos y funcionalidades similares (respiración, fonación, masticación, vida popular, etcétera.).

El Cirujano Maxilofacial debe tener entendimientos muy concretos y debe operar una síntesis precisa en la solución de distintos inconvenientes relativos a la extremidad cefálica, que es una concentración de órganos de los sentidos y la terminal más esencial de la vida popular. En otras expresiones, ha de ser con la capacidad de devolver un perfil armonioso a un rostro que, por distintas causas, está desequilibrado o deteriorado, sin sacrificar sino más bien impulsar las funcionalidades.

Las operaciones tienen la posibilidad de integrar:

  • Cirugía dentoalveolar
  • Biopsias y extirpación de quistes o tumores
  • Cirugía oral y también implantología
  • Cirugía ortognática
  • Cirugía facial estética
  • Operaciones de la articulación temporomandibular

La duración y la restauración dependen del género de cirugía efectuada, si bien merced a los nuevos equipos libres, las operaciones de cirugía maxilofacial tienen la mayoria de las veces efectos positivos.

El trámite se hace en consultas bucales bien pertrechadas o en quirófanos de clínicas u centros de salud. El tolerante es anestesiado y sedado, y el trámite, según el tipo, puede perdurar una hora o considerablemente más.

La restauración asimismo va a depender de lo invasivo del trámite, y en ciertos casos el tolerante puede requerir ser ingresado en el hospital.

¿De qué manera ha evolucionado la cirugía maxilofacial transcurrido el tiempo?

Esta rama de la cirugía, parcialmente joven en comparación con otras, tuvo un avance en ocasiones tumultuoso para estar a nivel de los tiempos. Probablemente este salto acelerado haya hecho que se comprenda y conozca poco su experiencia.

Varios cirujanos maxilofaciales, al llenar su plan de estudios, consiguen asimismo otras especialidades similares, como la cirugía plástica, la otorrinolaringología y la estomatología. En contraste a las academias anglosajonas, que no reconocen una “districticidad” (el Oncólogo trata los tumores allí donde se desarrollan, el Cirujano Plástico trata las nosologías de los tejidos cutáneos de todo el cuerpo), las academias de europa reconocen como rivalidad de la Cirugía Maxilofacial las nosologías oncológicas, traumatológicas y malformativas de la cara.

Cirugía maxilofacial: una cirugía de la imagen

La cirugía maxilofacial pertenece a la llamada “cirugía de la imagen”, que llama la atención por los populares fenómenos culturales, de vestuario y mediáticos. En verdad, empleado y modulado apropiadamente por manos especialistas, puede cumplir una expectativa que podríamos determinar como global, actuando tanto sobre los tejidos de la piel como sobre el esqueleto facial en sus elementos.

Jamás hay que promover una expectativa prodigiosa por la parte del tolerante. El trabajo del cirujano debe guiarse siempre y en todo momento por las pretensiones reales del tolerante y su estado anímico: debe tender a realzar los méritos de un rostro, descartando o mitigando los defectos, para recobrar la justa armonía del físico y su “sentimiento”.

Además de los pacientes traumados y oncológicos, ¿cuáles son los pacientes que mucho más muchas veces asisten al Cirujano Maxilofacial?

Entre las malformaciones adquiridas, resaltan indudablemente las dismorfias faciales, las anomalías funcionales y estéticas nasales y las nosologías similares con la edad, como la disminución del tono de los tejidos blandos (párpados, mejillas, cuello) y la atrofia de los procesos alveolares de los maxilares. Esto último se habla en la cirugía preprotésica y en la implantología.

¿El cirujano maxilofacial coopera con otros expertos?

La relevancia de la colaboración con otros expertos es bastante deducible: el otorrinolaringólogo para las nosologías flogísticas de los senos paranasales; el odontólogo y el ortodoncista para las nosologías malformativas dentofaciales, para las que se efectúa un cambio terminado tanto de la función como de la estética facial.

Dada la relevancia de los cambios, es aconsejable que los pacientes se sometan a una preparación sicológica, que asimismo se ve facilitada por la predicción del resultado final, que se presentará al entusiasmado antes de la operación. La cirugía maxilofacial, al tratarse de la imagen de la persona y de de qué manera se siente a sí, cambia la manera en que el tolerante se muestra al planeta exterior y se relaciona con el resto. No es infrecuente, en verdad es prácticamente la regla, que el sujeto tratado cambie de personalidad: de tímido y también introvertido a seguro de sí y extrovertido, lo que frecuenta acrecentar sus “opciones” de afirmación y éxito en el trabajo y en las amistades. En consecuencia, la optimización morfológica siempre y en todo momento va acompañada de un incremento de la calidad de vida.

Como la cirugía maxilofacial es un trámite quirúrgico, puede enseñar ciertos peligros. Entre ellas están: infecciones, hemorragias, reacciones a la anestesia y muchas otras.

No obstante, nos agradaría indicar que, ya que el trámite tiene un extenso rango de acción, puede prosperar de manera significativa la vida de un tolerante con inconvenientes relacionados con el esqueleto facial.

Contacta con nosotros si tienes cualquier duda, en Doctor Toledo tenemos los más destacados expertos. Llama y también infórmate sin deber.

Deja un comentario

You cannot copy content of this page