Nuestros abuelos y su salud dental

Nuestros abuelos y su salud dental

Con la edad, las condiciones y El estado de nuestro cuerpo cambiaEl proceso natural de la vida es el nacimiento, el crecimiento y el envejecimiento. En todas las etapas, especialmente en la vejez, es importante cuidar bien nuestros dientes. La salud dental de los abuelos debe ser una prioridad para todas las familias, por lo que recomendamos visitas frecuentes a nuestra clínica dental.

Problemas dentales típicos en los ancianos.

La Asociación Dental Americana (ADA con sus siglas en inglés) aclaró uno de los mitos más comunes entre la población: Los dientes se pierden con el tiempo, lo cual está mal. Si los cuidamos bien, podremos mantener nuestros dientes intactos en nuestra vejez. Pero, como en cualquier otro momento, nadie es inmune a las lesiones en la cavidad bucal.

  • El esmalte está desgastado.
  • Sin una higiene adecuada, los dientes pueden volverse quebradizos, quebrarse o caerse.
  • Los nervios de los dientes se vuelven más pequeños, lo que puede provocar caries o caries.
  • Las encías se encogen, lo que aumenta la sensibilidad de la boca a la temperatura. Esto puede causar dolor o malestar debido a alimentos o bebidas extremadamente fríos o calientes.
  • Aumenta la sensibilidad a los alimentos o líquidos dulces, ácidos o picantes, lo que dificulta la masticación o el almacenamiento de dichos alimentos.
  • La boca tiene tendencia a secarse, lo que puede provocar sed constante y afectar el contenido de humedad de la boca.
  • Como adulto, es más probable que desarrolle enfermedades como enfermedades cardíacas, diabetes o cáncer. Desafortunadamente, estos tienen un impacto negativo directo en la salud bucal.
  • Como en cualquier etapa de la vida, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, el estrés elevado, la mala salud bucal, la mala alimentación o la negligencia pueden favorecer o favorecer la mala dentadura.

¿Cómo se protegen los dientes en la vejez?

y Es una buena idea visitar al dentista con regularidad en cualquier momento de su vida. Es una mejor idea hacer esto en los últimos años del paciente. En esta etapa de la vida, cuidar la salud de una persona no es solo una responsabilidad personal, sino también de toda la familia.

  • Lávese los dientes tres veces al día y lávese los dientes después de cada comida.
  • Use hilo dental o enjuague bucal como complemento de limpieza para cepillarse los dientes una vez al día.
  • Si se utilizan dentaduras postizas o prótesis, deben limpiarse a diario.
  • Bebe mucha agua. Dependiendo de su peso, se recomienda beber de dos a tres litros de agua al día. El agua contiene flúor de forma natural, que es un aliado importante del esmalte dental.
  • Evite fumar, beber alcohol, demasiada azúcar o comer demasiados alimentos grasos.
  • Practica deporte con regularidad.
  • Dependiendo de su sexo, altura, estilo de vida y edad, mantenga una dieta equilibrada y consuma las calorías necesarias para mantener un peso saludable.
  • Ámate y respétate a ti mismo. Un alto nivel de autoestima nos lleva a cuidarnos más y mejor, lo que ayuda a que nuestro cuerpo esté en la mejor forma. Por supuesto, nuestros dientes, ya sean naturales o artificiales, se vuelven más sanos y brillantes.
  • Esté atento a anomalías o cambios repentinos en las encías y los dientes con regularidad.

Una sonrisa radiante ayuda a aumentar significativamente nuestra autoestima. Cuando sabes cuidar tu cuerpo, la vejez puede ser una época de plenitud y felicidad.

También te interesa: ¿Qué es una incrustación?

Deja un comentario