La Ortodoncia invisible ha llegado para quedarse

El tolerante adulto se aproxima cada vez más a esta clase de régimen

¿Es tarde para que el adulto se someta a un tratamiento de Ortodoncia? Las cantidades y la opinión de los profesionales reunidos por GACETA DENTAL lo desmienten. Las novedosas técnicas de alineadores con transparencia, mucho más estéticos, aunque en convivencia con los tradicionales brackets, semejan imponerse en este tipo de pacientes, lo que piensa una transformación en la Ortodoncia multidisciplinar, al ser tratamientos más complejos tanto en el campo de la Prótesis como en el de la Periodoncia. Para poder ver detalles del acercamiento, haz click aquí.

Los avances en tecnología en materia de Ortodoncia han logrado que se haya producido un aumento muy notable de tratamientos de esta clase en pacientes adultos, mucho más de un 40% en los últimos diez años y creciendo hoy en día a un ritmo del 4% anual. Pero no es este el único motivo que enseña el cambio de pensamiento producido. Para charlar de todos ellos, así como de la transformación conceptual que se dió en la Ortodoncia multidisciplinar y del apogeo de la Ortodoncia invisible, GACETA DENTAL reunió en un desayuno de trabajo a los doctores José María Alamán, Guillermo García Garma, Alberto Cacho, Ignacio Faus, Mª Mar Martínez-Barruchi y Tomás Romero. Asimismo estuvieron presentes en el encuentro como representates de Geniova, compañía patrocinadora del evento: Severino Gómez (directivo de Desarrollo Corporativo), Raquel Sánchez (responsable de Atención al Cliente y Ventas) y Carlos Arroyo (directivo de Marketing).

Cada vez más adultos

El número de pacientes mayores con tratamientos de Ortodoncia es cada vez mayor. Y es que los alineadores invisibles o la Ortodoncia lingual han contribuido a aumentar su demanda debido al creciente interés en personas de diferentes edades por corregir la apariencia y salud de sus dientes, especialmente con aparatos estéticos y confortables.

A la hora de analizar las posibles causas que han podido influir en este aumento, la Dra. Mª Mar Martínez Barruchi quiso distinguir «entre los mayores de 25 a 30 años, que son personas que al incorporase al planeta laboral se preocupan mucho más por la estética pensando que mejorando la sonrisa les será más fácil entrar a ese planeta, y el adulto de 40 años en adelante que, bien por temas de falta de alguna parte o inconvenientes periodontales, nos es remitido para ver cómo podemos ofrecer una solución a ese inconveniente y se ven metidos en la Ortodoncia sin ser este su primer fundamento de solicitud».

A este rango de edades, el Dr. Ignacio Faus deseó añadir el conjunto de mayores jóvenes, de 20 a 22 años, «que muchas veces no se trataron pues o sus progenitores no pudieron o por el hecho de que ellos mismos no quisieron a edades mucho más tempranas». Además, y respecto al efecto del incremento de pacientes adultos que acuden a hacerse un tratamiento ortodóncico, Faus precisó que «asimismo es dependiente mucho de la clínica en la que trabajemos, si es una clínica de Ortodoncia única o una clínica multidisciplinar».

Por su parte, el Dr. Albero Cacho, para quien asimismo es claro el incremento del número de pacientes mayores, otra de las causas que lo explican es «que las novedosas técnicas a través de alineadores transparentes y quitables hacen muy atrayente el régimen de Ortodoncia para personas que no se lo habían planteado antes por no llevar los brackets».

Motivación estética

Exactamente a este aspecto estético se refirió el Dr. García Garma, asegurando que «en síntesis podría afirmarse de forma contundente, quizás hasta en cifras, que el tolerante está preocupado en un 99% por su aspecto. En este término de estética, hay algo muy interesante y que a veces olvidamos, y es preguntar al tolerante verdaderamente qué es lo que no le agrada estéticamente, por el hecho de que en ocasiones estos no son clarísimos en una primera visita y a lo mejor te lo comunican en el final del régimen».

Por otro lado, el Dr. Cacho logró mención a la intervención de más factores a la hora de decidirse por una Ortodoncia. Para él, «la fidelidad de un tolerante a su dentista que le deriva a un ortodoncista es primordial para que se realice el tratamiento, en tanto que acudirá muy receptivo a realizarse la Ortodoncia. Aunque las motivaciones internas de cada uno son bien difíciles de medir y no hay estadísticas sobre esto, si los pacientes son similares al remitente suelen hacerse ese régimen».

Mejorar la salud bucal

Para el Dr. José María Alamán en la actualidad no hay límite de edad, «estamos tratando pacientes hasta de 80 años», puesto que es dependiente de la motivación y de las ganas de mejorar de la persona. «Hoy día asimismo hay una mayor inclinación a querer mejorar la salud bucodental. Hay muchos pacientes en este momento que se plantean la salud general de su boca y en ello entra la Ortodoncia. Antes no se planteaban ponerse brackets, pero con los alineadores transparentes sí entran en tratamientos de Ortodoncia», concluyó.

En exactamente la misma línea, el Dr. Tomás Romero aseguró que «en los últimos tiempos el género de tolerante que entra en la solicitud de Ortodoncia cambió. Antes, el 80% eran niños, pero indudablemente, en la actualidad, el número de pacientes mayores medra cada vez más, debido a la preocupación de la gente por prosperar su salud y su estética. Además es un paciente un tanto particular por el hecho de que normalmente es muy exigente y demanda un tipo de régimen diferente al de un paciente adolescente. El desarrollo de nuevas técnicas como alineadores sí que es cierto que posibilita el tratamiento en esta clase de pacientes que demandan una solución estética y una solución removible a su inconveniente de desalineamiento dentario».

Los competidores apostaron por un positivo futuro para la Ortodoncia, tanto desde un punto de vista clínico como económico

Al margen de la edad, que para el Dr. Guillermo García Garma «ha pasado a un segundo plano», lo esencial es exactamente hacer en frente de las adversidades que suponen los tratamientos en pacientes periodontales y de prótesis, los que «suponen nuevos retos y necesitan de una investigación mucho más profundo y multidisciplinar».

Trabajo grupo

En este sentido, la Ortodoncia en los mayores tiene que llevar a cabo frente a situaciones muy dispares en relación a la de los niños, como tienen la posibilidad de ser la viable pérdida de piezas dentales, hueso, problemas periodontales o tratamientos anteriores: coronas, implantes, etc.

Todo ello hace que en casos complejos sea precisa la colaboración de diferentes expertos: endodoncistas, periodoncistas, cirujanos maxilofaciales y odontólogos que, junto al ortodoncista, establezcan un plan global y coordinada que deje solucionar todos y cada uno de los problemas de la cavidad oral y proporcionar al paciente la dentadura deseada.

Según el Dr. Cacho, «en tratamientos multidisciplinares la Ortodoncia no es solamente una parte de exactamente los mismos, sino que el ortodoncista debe ser el que lo dirija para realizar el más destacable régimen posible, puesto que es el que mejor puede comprender el instante en que debe accionar cada una de las disciplinas primordiales para tratar al paciente. No es lo mismo un tratamiento de Periodoncia que uno rehabilitador, una endodoncia o una obturación. El ortodoncista es el que debe marcar el momento adecuado de actuación de cada una del resto de especialidades».

Según con esto último se mostró el Dr. Alamán agregando, además de esto, que el desarrollo «debe realizarse de forma consensuada al 100 por ciento con el resto de expertos en sus sesiones clínicas con el objetivo de que no broten disconformidades a la hora de abrir o cerrar espacios y terminar el tratamiento terminado con un adecuado resultado final».

Para el Dr. García Garma, «la cantidad de estudios que se tienen la posibilidad de llegar a hacer a un paciente es abrumadora. Los ortodoncistas lo contamos simple, pues casi siempre, en los casos relativamente complicados acostumbramos a contar con un periodoncista o implantólogo de referencia, que es primordial».

En este punto, el Dr. Alamán añadió además que «en una consulta multidisciplinar es requisito ofrecerle al tolerante todos y cada uno de los tratamientos que puede necesitar para corregir su boca y que él decida, pues muchas veces, en varias consultas solo se les comunica del régimen restaurador o protésico, sin tener en cuenta la Ortodoncia. Si se les plantea deciden someterse al tratamiento por el hecho de que quieren mejorar en salud y en estética», concluyó.

Ortoprótesis

En este cambio de término en la Ortodoncia multidisciplinar gracias a la irrupción del mayor número de pacientes mayores, se abarcan como tratamientos mucho más delicados esos que atañen al campo de la Prótesis.

En este sentido, el Dr. García Garma aseveró que «desde un punto de vista técnico, con un periodonto sano, donde me encuentro con mucho más problemas es en las maloclusiones secundarias. Son pacientes que necesitan salirse del paradigma tradicional de los alambres. Yo utilizo mucho brackets seccionales, con lo cual requieren una Ortodoncia complicada. La clave del diagnóstico está en investigar detenidamente el modelo de la arcada superior, de la inferior, de la oclusión y el movimiento que se produce, puesto que en pacientes donde se produce una distribución de espacios grande es bastante difícil adivinar cuál será el resultado final. Yo recomendaría la utilización de setups, que en este punto son escenciales».

Dicha herramienta es de utilidad también para el Dr. Romero, quien aseguró que «el papel del setup virtual es muy bueno para la planificación inicial de estos casos de ortoprótesis en los que es requisito repartir espacios, decidir si abrir o cerrar o dejar el espacio bastante para un implante. Me parece un instrumento realmente bueno a la hora de diagnostircar y de planear el tratamiento».

A este respecto, el Dr. Alamán puntualizó que «además del diagnóstico inicial y la planificación, el setup deja entender exactamente dónde va a ir colocado cada diente al final, por lo que en el momento en que ahora está continuando el tratamiento de Ortodoncia es conveniente efectuar consultas interdisciplinares a lo largo de todo el desarrollo, no solo al comienzo».

Los profesionales presentes en el acercamiento insistieron en la importancia de un óptimo diagnóstico y planificación del régimen de Ortodoncia.
El Dr. García Garma recordó que, en estas situaciones, «algo que muchos prostodoncistas no tienen claro es que el ortodoncista es realmente el ideólogo, el directivo de orquesta, el que debe realizar la planificación mayor, aun en los casos de cirugía ortognática».

Cirugía maxilofacial

Para el Dr. Alamán, «en las situaciones de cirugía ortognática, que en mi solicitud llegan en un prominente porcentaje, el diagnóstico lo expone el ortodoncista, pero de nuevo debe haber consenso con el cirujano maxilofacial y llevar el régimen a cabo de forma conjunta. El ortodoncista tiene su responsabilidad en el régimen de Ortodoncia y el cirujano en la cirugía ortognática, por eso este último deba entender de manera perfecta el diagnóstico y la planificación y entre los 2 ver cuál es el mejor objetivo para el tolerante que compartimos».

Según el Dr. García Garma, «en estos casos de cirugía ortognática, que tienden a ser complejos, el ortodoncista tiene una perspectiva mejor y más extensa que el cirujano, si bien este es quien te va a imponer los límites de la cirugía. Al fin y al cabo, la máxima tiene que ser un contacto directo entre los dos expertos, con una sesión clínica y abordar las situaciones de cada tolerante lo mejor posible».

También te puede interesar:

Deja un comentario

You cannot copy content of this page