Embarazo y tratamientos bucales – Clínica Dental en Felicidad

Es muy frecuente las ocasiones de embarazo y tratamientos bucales y las múltiples inquietudes de que crea para la paciente si se ha de efectuar un determinado tratamiento o no.
Lo que frecuentemente preocupa es los productos que vamos a usar en los tratamientos, no tanto el régimen en sí mismo.
Vamos a hablar de los modelos más comunes que pueden generar dudas.

La anestesia en el embarazo

Es el producto químico más frecuente y que se inyecta en la boca y pasa al torrente sanguíneo.
La anestesia local odontológica mucho más habitual es la Articaina, asimismo Lidocaina y Mepivacaina.
Además llevan conservantes, parabenos y epinefrina, (Adrenalina).

La Epinefrina produce vasoconstricción, con el propósito de reducir el sangrado y acrecentar el tiempo de duración del efecto anestésico.

De entrada y de manera general es preferible eludir la utilización de artículos químicos durante los 6 primeros meses.
En consecuencia es preferible no utilizar anestesia en ese intérvalo de tiempo.

En el 3º período de tres meses se puede usar anestesia preferentemente sin Epinefrina, por ende lo mejor es Mepivacaina, que no lleva vasoconstrictor.
En el caso de utilizar por necesidad en periodo de tiempo previo al tercer trimestre mejor usar Mepivacaina.

Productos de odontología conservadora

Estos materiales son los mucho más comunes en la práctica día tras día, dentro de la odontología conservadora.

  • Ácido Ortofosfórico, adhesivos bucales, composite, cementos de resina o Ionómero de vidrio.  Estos artículos se emplean para las obturaciones, “empastes”, y reconstrucciones de dientes.
  • Los cementos se usan para pegar pernos, postes, coronas o puentes.
  • Hipoclorito Sódico, gutapercha y cementos. Estos se emplean en los tratamientos de los conductos del diente, “matar nervio”, para desinfectar y rellenas exactamente los mismos.

Los materiales para reconstrucción y cementado no tienen ninguna contraindicación puesto que no entran en contacto con el torrente sanguíneo, ni emiten vapores tóxicos.

Antiguamente la amalgama llevaba Mercurio por lo que no se debía utilizar en mujeres embarazadas. Hoy en día no se usa.
Lo mismo pasa con los materiales de endodoncia, éstos no generan ningún daño.

Cuestiones mucho más frecuentes sobre odontología y embarazo

¿Se puede sacar una muela estando embarazada?

Si se puede sacar, siempre y en todo momento si es posible en el 3º período de tres meses y con Mepivacaina.
Siempre se podrá ir posponiendo la extracción al 3º período de tres meses con tratamiento farmacológico seguro, amoxicilina y paracetamol.

¿Se puede empastar una muela o matar el nervio estando embarazada?

Normalmente empastar se puede sin inconveniente, eludiendo la anestesia en los primeros 6 meses.
El tratamiento de conductos es mucho más difícil hacerlo si la causa es una pulpitis pues no se puede acceder al conducto sin poner anestesia.

Si hay necrosis es más sencillo ya que comunmente no hay dolor al ingresar a los conductos. En cualquier caso en el tercer trimestre no hay inconveniente para poner anestesia.
Tanto el hipoclorito sódico como el material de relleno no afectan al embarazo.

¿Cuáles son los problemas bucales durante el embarazo?

El primordial problema durante el embarazo sin duda es la gingivitis relacionada con la actividad de la hormona Progesterona.

Esta hormona aumenta la inflamación de las encías que se ve aumentada por la presencia de placa. En ocasiones es tal la inflamación que puede manifestarse lo que llama Epúlis Gravídico o del embarazo que es un agrandamiento exagerado de una parte de la encía.

Aquí lograras ver más información sobre la ortodoncia en el embarazo.

Tratamiento de la gingivitis durante el embarazo

En primer lugar una intensa higiene bucal.
Emplear en los momentos mucho más álgidos enjuagues de Clorhexidina al 0,12% a lo largo de no mucho más de 10 días.
Efectuar por lo menos una higiene dental en clínica durante el embarazo.
Si hace aparición un Epúlis, se debe de tratar higienizando, comunmente desaparece tras ofrecer a luz, sino ocurre o es muy molesto se puede eliminar con una pequeña cirugía.

En conclusión afirmaremos que es muy aconsejable una revisión durante el embarazo para impedir la aparición de gingivitis y otras patologías.

Deja un comentario

You cannot copy content of this page