Anestesia dental: cuándo usar y cómo funciona

Por ahora, anestesia dental Se han logrado avances increíbles, y en este nuevo siglo se han combinado multitud de técnicas y procesos con nuevas tecnologías. Esto puede representar una reducción en el impacto invasivo de cirugías y procedimientos en diversas áreas como: p.ej.: Ortodoncia, implantes, odontopediatría y otras profesiones. El uso de anestesia local en odontología reduce significativamente la probabilidad de inflamación y dolor postoperatorio. Veamos qué beneficios ofrece y por qué es una buena idea usarlo cuando sea necesario.

Qué es la anestesia y su uso en odontología

Básicamente, la anestesia la realiza un grupo Inhibir la transmisión de impulsos nerviosos. En el tejido oral esta propiedad es Prevenir el dolor y la sensibilidad. Durante cirugías y procedimientos de rutina para garantizar la comodidad del paciente. La anestesia es un producto que se usa comúnmente en procedimientos que exponen la dentina o la pulpa, ya que aumenta la probabilidad de experimentar sensibilidad y dolor intenso.

Si desea realizar los siguientes procedimientos de belleza Diseño de sonrisa o gingivoplastía, en la Clínica Dental de Las Rozas, recuerda que la anestesia local es la mejor opción para la comodidad en la consulta y durante todo el procedimiento. La anestesia local es completamente reversible, por lo que es una herramienta de uso común ya que no supone ningún riesgo para el paciente.

Tipos comunes de anestésicos locales

En el campo dental, existen muchas variantes de anestesia local, que difieren en intensidad y duración de acción.

  • La anestesia por infiltración es la más común., aplicado con una jeringa, puede contener diferentes ingredientes según los deseos del paciente.
  • También se utiliza anestesia local., que consiste en un gel que suprime los impulsos nerviosos en la mucosa oral y además tiene un efecto significativamente más corto que otras variantes.
  • Hay otras formas de aplicar anestesia local, es a través de Utilice una jeringa de presión. Emiten líquido a través del orificio de una jeringa a alta velocidad y se depositan en los tejidos subcutáneos de la cavidad bucal, atraviesan la epidermis y la mucosa bucal. De esta manera, el procedimiento de anestesia es completamente indoloro.

Ingredientes anestésicos

  • lidocaína: es un componente que impide la transmisión de los impulsos nerviosos en la mucosa bucal y en la zona intracoronaria.
  • adrenalina: Su finalidad es producir vasoconstricción y reducir la tasa de anestesia en el organismo.
  • bisulfito de metal de sodio: Es un ingrediente que prolonga la acción de los anestésicos en el organismo.
  • Edta disódico: Diluye el anestésico.
  • cloruro de sodio: Tiene efectos antiinflamatorios.
  • ácido clorhídrico: Tiene el propósito de reducir la permeabilidad de los canales iónicos para el sodio.

Innovaciones en el uso actual de los anestésicos locales

Hay otras formas de administrar anestesia local sin el uso de dispositivos traumáticos como agujas y objetos punzantes. Una de las formas más efectivas de prevenir el dolor y tratar las anomalías de manera más efectiva y segura es aplicaciones de láser terapéutico, diseñado para:

  1. hipersensibilidad
  2. gingivitis
  3. herpes
  4. sentirse anormal
  5. neuralgia
  6. trisma

También te interesará: Usar un cepillo de dientes eléctrico: pros y contras de usarlo

Es importante recordar que en odontología existen diversas alternativas para evitar el dolor y las molestias durante el procedimiento. Asimismo, los anestésicos siempre deben ser utilizados por odontólogos profesionales que se preocupen por la seguridad del paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page