de qué forma perjudica a los dientes

Desde Doctor Toledo sabemos que con los dentífricos blanqueadores, el hilo dental, los chicles, las tiras, tratamientos dentales, los geles libres, etcétera… hay más presión que jamás para tener una sonrisa blanca y nacarada.

¿Qué ocurre con los productos de blanqueamiento dental?

Los artículos de blanqueamiento tienen la posibilidad de tener múltiples efectos secundarios, como dañar el esmalte dental, ocasionar irritación en las encías y sensibilidad dental, entre otros muchos. Algunos de estos efectos son perdurables; por ejemplo, el daño al esmalte dental es permanente e irreversible. Asimismo existe un riesgo visible de uso excesivo o abuso en el momento en que se aplican artículos de blanqueamiento de venta libre, como tiras, pinturas o bandejas. Actualmente, con tantas alternativas de blanqueamiento de venta libre libres, la multitud se ve tentada a comprar y autoaplicar estos productos sin comprender bien los peligros.

Es importante rememorar que el blanqueamiento dental no es conveniente para todo el planeta. Siempre es aconsejable que se hable primero del blanqueamiento con el dentista. Hay diferentes razones por las que los dientes de una persona están incoloros o mucho más oscuros, con lo que las opciones de tratamiento y los resultados también serían distintas.

¿Cómo marcha el blanqueamiento dental?

Los artículos blanqueadores contienen peróxido de hidrógeno que se difunde a través del esmalte. Descompone los compuestos que ocasionan la decoloración, populares como compuestos cromógenos, y los dientes se aclaran. Los modelos de venta libre, como las tiras o los geles, acostumbran a contener una menor concentración de peróxido de hidrógeno que los productos blanqueadores que solo usan los dentistas.

Los modelos blanqueadores empleados por el dentista para las terapias de blanqueamiento dental tienen la posibilidad de tener concentraciones de peróxido más altas, de hasta el 40%. El mecanismo de blanqueo es afín, pero estas terapias deben estar bien supervisadas y sólo deben usarse en la consulta del dentista. Como alternativa, los dentistas tienen la posibilidad de prescribir terapias de blanqueamiento supervisadas en casa.

Algunos dentífricos y también hilos bucales afirman que blanquean los dientes y funcionan de manera diferente a los productos blanqueadores. Contienen abrasivos o partículas enanas que marchan como papel de lima para exfoliar la superficie del diente y remover las máculas. Este proceso de blanqueamiento asimismo tiene un efecto secundario. Si usas una pasta de dientes demasiado abrasiva a lo largo de mucho tiempo, puedes eliminar capas superficiales de tu esmalte.

¿Cómo puedes entender si te estás pasando con el blanqueamiento?

Hay un límite para el blanqueamiento de los dientes; el desarrollo se estabiliza y el peróxido no causa más blanqueamiento. En cambio, rompe las proteínas del esmalte y altera su estructura. Los dentistas usan guías de colores para verificar el progreso del blanqueamiento basándose en el color inicial del paciente y pueden determinar cuándo el blanqueamiento alcanzó la meseta. Hay informes sobre daños significativos en el esmalte asociados a los modelos de blanqueamiento de venta libre, muy probablemente debidos al sobreblanqueamiento no asistido.

La sensibilidad dental -es decir, los pacientes sienten dolor en el momento en que consumen bebidas o alimentos calientes o fríos- es el efecto secundario mucho más notable del blanqueamiento. Puede estar causada por múltiples factores, como la concentración de peróxido, el tiempo de aplicación y la presencia de restauraciones deficientes y fisuras o caries. Es importante destacar que una alta sensibilidad no es buena señal y el mal es su “bandera roja” de que algo está excediendo los límites.

¿Con qué continuidad se pueden emplear los modelos de blanqueamiento?

El blanqueamiento no debe hacerse de año en año por el hecho de que los efectos sobre el esmalte son acumulativos. La multitud quiere tener los dientes mucho más blancos para su graduación, su boda y después la boda de su hermana y lo hacen un año tras otro.

Cuando un paciente desea tener los dientes mucho más blancos debe considerar si está dispuesto a cambiar sus hábitos. Fumar y beber café, té y vino tinto son ejemplos de hábitos que pueden ocasionar decoloración. Carece de sentido blanquearse los dientes si no se está presto a cambiar los hábitos que ocasionan la decoloración. Esto sólo crea una mayor demanda de blanqueamiento y lleva a un uso elevado de modelos blanqueadores.

Los pacientes jóvenes, como los jovenes o los adultos jóvenes, son más susceptibles al marketing del blanqueamiento dental. Desean una sonrisa brillante y a veces no se preocupan ni son siendo conscientes de los efectos secundarios. Las opciones de venta libre son interesantes puesto que se comercializan como elecciones veloces y de bajo coste para el público. Por desgracia, los pacientes jóvenes son asimismo los mucho más susceptibles a los resultados consecutivos de los productos de blanqueamiento, puesto que sus dientes son mucho más permeables.

Resultados consecutivos socios a los artículos de blanqueamiento dental

Sensibilidad de los dientes

Entre los efectos tras un blanqueamiento dental es una mayor sensibilidad en los dientes debido a la exposición de la cubierta de dentina a lo largo de este tratamiento.

Irritación de los tejidos blando

La irritación de los tejidos blando, llamada quemadura química,  tiene lugar al mostrar al tejido de las encías durante el blanqueamiento dental.

Para un tratamiento de blanqueamiento dental seguro y exitoso, consulte siempre y en todo momento con su dentista para comprender las mejores opciones y esperanzas para su caso.

Contacta con nosotros si tienes cualquier duda, en Doctor Toledo tenemos los más destacados expertos. Llama y también infórmate sin deber.

Deja un comentario

You cannot copy content of this page