Carillas dentales: opiniones y costos

¿Ha oído hablar de las carillas dentales? ¿Qué son? ¿Cuándo se recomiendan las carillas dentales? ¿Cómo funciona la colocación de las carillas dentales? ¿Cuáles son los costos generales de este tratamiento? ¿Cuáles son las opiniones de los pacientes?

Hoy vamos a proporcionarles una guía sobre las carillas dentales para que puedan entender para qué sirven, cuándo los dentistas recomiendan las carillas dentales, cuánto cuestan y cómo funciona el tratamiento.

¡Vamos a ver de qué se trata!

¿Qué son las carillas dentales? ¿Para qué se usan?

La inserción de carillas dentales es un procedimiento dental muy común. Tienen un propósito puramente estético, de hecho se utilizan para mejorar nuestra sonrisa cuando los dientes están dañados de una manera particular y no podemos recurrir a otros procedimientos para recuperarlos.

En la práctica es una verdadera y propia restauración estética. De hecho, estas fundas de cerámica (o de resina, según la disponibilidad de fondos) se aplican directamente sobre la superficie del esmalte dental, es decir, sobre la parte vestibular, para ocultar las imperfecciones de las que hablaremos más adelante.

¿Cuándo se recomiendan las carillas dentales?

Como ya hemos mencionado anteriormente, la inserción de carillas dentales se considera principalmente por razones estéticas.

El médico recomienda someterse a este tipo de tratamiento en los siguientes casos

  • en caso de que los dientes estén pigmentados, es decir, cuando están manchados de forma irreversible, por ejemplo, debido al estilo de vida del paciente o a determinados medicamentos que toma;
  • dientes particularmente desgastados, por ejemplo con cambios estructurales en el esmalte o dañados hasta el punto de que incluso la forma del diente se altera, comprometiendo su funcionalidad;
  • en el caso de malposiciones dentales, es decir, cuando los dientes no están alineados correctamente y no se puede realizar un tratamiento de ortodoncia;
  • cuando los dientes han demostrado ser excesivamente resistentes a las diversas técnicas para hacerlos más blancos;
  • en el caso de los dientes que son demasiado cortos
  • en el caso de que el diastema separe las carillas dentales son una solución válida para cubrir el espacio, siempre que el diastema no sea excesivamente grande;
  • en el caso de los dientes conoides
  • para hacer reconstrucciones extensas, especialmente cuando la reconstrucción directa no es una solución válida para ese caso específico.

¿Cómo funciona el tratamiento con carillas dentales?

Ahora veamos cómo se colocan estas carillas dentales. En primer lugar, el dentista analizará su situación en profundidad, estudiando su caso clínico cuidadosamente.

El análisis es extremadamente importante porque es útil para planificar todos los pasos subsiguientes, sin olvidar nunca el resultado que se quiere conseguir.

Una vez que el dentista ha estudiado cuidadosamente su situación, ha hecho un pronóstico del resultado final y ha planificado todos los pasos futuros para lograrlo, es el momento de dedicarse a la preparación de los elementos dentales.

Para asegurarse de que las carillas encajen perfectamente en los dientes, sin crear molestas crestas, el dentista primero limará los dientes, quitando una pequeña capa de esmalte. Esta capa será reemplazada por carillas dentales.

A continuación, el dentista tomará una impresión de los dientes en los que se van a aplicar las carillas y la enviará al laboratorio dental para que los especialistas se pongan a trabajar inmediatamente en la fabricación de sus dentaduras.

Tan pronto como las carillas estén listas para ser aplicadas, será convocado al consultorio dental para la segunda sesión. Antes de proceder a la aplicación final, el dentista irá a colocar las carillas en los dientes para asegurarse de que una vez instaladas no habrá problemas.

Cuando el dentista esté seguro de que puede insertar la carilla, puede iniciar el tratamiento para su cementación. El diente en el que se colocará la carilla está aislado del resto de la boca, de modo que no hay acumulación de saliva en las zonas adyacentes.

Luego el diente es tratado con ácido fluorhídrico. Luego se coloca el adhesivo dental en la superficie vestibular del diente.

La carilla es entonces cuidadosa y precisamente cementada en el diente y finalmente alisada para que coincida con el resto de los dientes.

En general, las carillas dentales pueden durar más de veinte años. Sin embargo, como se puede imaginar, la duración total del tratamiento depende de los materiales que se han utilizado y de las técnicas que han permitido su aplicación.

Sin olvidar que la higiene oral también juega un papel importante en la vida total de las carillas dentales. De hecho, si no se presta especial atención a la limpieza de los dientes, éstos pueden astillarse o incluso desprenderse debido a la placa bacteriana que se deposita en ellos.

Carillas dentales: costo del procedimiento dental

Seguramente usted es consciente del hecho de que cualquier tipo de procedimiento dental puede tener costos muy altos. Costos que, intuitivamente, pueden ser influenciados por varios factores, como los que se mencionan a continuación:

  • el material utilizado para hacer las dentaduras postizas;
  • la clínica dental a la que se refirió;
  • la complejidad del caso;
  • el número de sesiones que necesitas;
  • el número de chapas necesarias para resolver su problema;
  • la instrumentación utilizada;
  • la posibilidad de acceso a los convenios fiscales por parte del Estado.

En general podemos decir que el costo de las carillas dentales puede empezar desde un mínimo de 500 euros para llegar a unos mil o dos mil euros.

¿Cuáles son las opiniones?

Hicimos una breve investigación sobre las opiniones de los que han tenido la oportunidad de usar este tratamiento, para que podamos hacernos una idea de cómo funcionan, especialmente a medida que pasan los años.

La mayoría de los pacientes que han usado, o están usando, carillas dentales reportan opiniones positivas sobre su experiencia. Por supuesto, parte del crédito de las carillas dentales va al dentista que hizo el trabajo.

De hecho, le recomendamos que vaya a un buen dentista, que tenga alguna experiencia en la colocación de carillas dentales, para que tenga un resultado garantizado!

¿Cómo funciona el mantenimiento de las carillas dentales?
Como ya hemos mencionado anteriormente, para que sus carillas dentales duren más tiempo, es necesario cuidarlas poniendo un mantenimiento muy simple.

Entre los consejos que su dentista le dará también para el mantenimiento de sus carillas dentales, seguramente encontrará los que se mencionan a continuación:

  • Trate de limitar el consumo de bebidas gaseosas, alimentos demasiado dulces o, en cualquier caso, cualquier alimento o bebida que pueda manchar los dientes, por ejemplo, caramelos, café, etc;
  • Si es un fanático de los deportes como el boxeo, no se olvide de usar una protección adecuada para sus dientes, como una mordida dental;
  • Evite comer alimentos demasiado duros, como el clásico turrón de Navidad o las almendras azucaradas. Estos podrían astillar las carillas dentales durante la masticación, especialmente si se ha optado por carillas de resina que son menos resistentes que las de cerámica;
  • Recuerde siempre cepillarse los dientes después de las comidas (o al menos tres veces al día) y, si es posible, utilizar el hilo dental al menos una vez al día para eliminar los restos de comida que puedan quedar atrapados entre los dientes y evitar el riesgo de acumulación de sarro;
  • Limite el consumo de cigarrillos, que pueden manchar las carillas dentales;
  • Recuerde ir una vez al año al dentista para un chequeo y dos veces al año al higienista para una limpieza profesional.

Alternativamente, también puedes hacerte blanquear los dientes, que tiene un costo diferente.

Deja un comentario

You cannot copy content of this page