Hay un embargo, está ahí en una serie de consideraciones.

Este tratamiento tampoco debe llevarse a cabo en los pacientes que tienen una mala oclusión, es decir, en aquellos que muerden borde a borde o que muerden al revés de lo que se suele morder. En estos casos, sería necesario realizar un tratamiento de ortodoncia previo para corregir la oclusión y posteriormente colocar las carillas.

Por otro lado, en los pacientes con bruxismo las carillas no son, no obstante, una contraindicación.

Para terminar, se debe recordar que, en el caso de los pacientes menores de 18 años, se recomienda la colocación de carillas de composite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page