Carbón habilitado como blanqueador de dientes ¿solución o mito?

seguramente hayas visto en Internet y en redes sociales recomendaciones de productos que contienen carbón activado. Hablamos de una receta basada en elementos abrasivos que en teoría sirve como blanqueador dental. Se muestran imágenes del antes y después de personas que tenían dientes amarillentos, pero ya no. Detrás de estos artículos, hay una sucesión de cuestiones que debes tener en cuenta.

¿Por qué razón es inclinación el carbón habilitado?

Se han difundido a través de redes sociales diferentes vídeos de marcas que comercializan cremas, pastas de dientes, fundas preparadas, etcétera. Todas y cada una ellas coinciden en lo interesante de la técnica. Los dientes aparentemente están negros por el color del carbón, pero al retirarlo, se muestran blancos y esmaltados. Utilizan con frecuencia a individuos famosos como reclamo publicitario.

Se acostumbran a basar en un sistema atrayente para el cliente, que deja devolver el producto si no ha notado resultados. Esto esconde una letra pequeña, puesto que en la mayor parte de casos, esta cuestión la decide la propia compañía. Al margen de las cuestiones comerciales, vamos a investigar ciertas ideas sanitarias sobre el carbón habilitado.

Mitos sobre los beneficios del carbón activado en nuestros dientes

Para comenzar, los dientes tienen una anatomía muy particular, con distintas capas. Cada cubierta tiene una composición y un color diferente. Tradicionalmente, muchos blanqueantes alcanzan remover pequeñas máculas en las capas mucho más superficiales. Sin embargo, el efecto terminado que garantizan muchas marcas de carbón es imposible a nivel científico. Sin adelantar las contraindicaciones médicas, tenemos la posibilidad de argumentar porqué estos productos no sirven.

El reclamo es que contienen peróxido de hidrógeno, que borra las manchas que se encuentran en el interior de los poros. No obstante, la ley establece la cantidad máxima de este material que puede contener un producto. Con estas limitaciones, cualquier producto dental resulta inútil. Es por eso que muchos se venden de manera ilegal con cantidades más altas de peróxido de hidrógeno.

La cara obscura de usar dosis de peróxido de hidrógeno es que desgasta los dientes. El esmalte exterior, la mucosa de los dientes, las encías e inclusive los nervios dentales se ven damnificados. Las organizaciones más reputadas de salud y protección al cliente lo tienen claro. Hablamos de un régimen peligroso y abrasivo. Además, se comunican como blanqueadores, cuando realmente solo tienen la posibilidad de llegar a remover pequeñas manchas exteriores, sin cambiar el color del diente.

Empleo del carbón activado en el hogar

Este es uno de sus primordiales riesgos. Si se realizara esta operación en un centro con distintas técnicas, podría llegar a ser medianamente efectivo superficialmente. No obstante, este producto se vende para usuarios que desean resultados espectaculares y también inmediatos. Como resultado, se cepillan todo el tiempo los dientes usando este abrasivo. Los desenlaces tras un año de empleo recurrente en el hogar pueden ser alarmantes.

Formas adecuadas de blanquear los dientes

Por suerte, hay métodos profesionales y efectivos para remover las máculas amarillentas de los dientes y devolverles su blanco y uniformidad. En nuestra clínica no aplicamos el mismo trámite para todos los casos, sino examinamos el tipo de dentadura y el grado de decoloración. Desde ahí, tenemos la posibilidad de proponerte resoluciones adaptadas.

La foto activación es una técnica basada en tecnología y un gel especializado. La parte clínica del desarrollo no dura mucho más de una hora y es enormemente efectiva. Otra forma de prosperar el color de tu dentadura es a través de el blanqueamiento interno, sugerido para dientes desvitalizados. De este modo, se aplica solo en los dientes damnificados, sin precisar anestesia.

Si tienes cualquier duda sobre el blanqueamiento dental, asiste a nosotros y te las resolveremos. Ponte en manos de expertos y repudia modelos peligrosos para tu salud.

Deja un comentario

You cannot copy content of this page