Apicectomía dental: Costo y procedimiento

¿Has oído hablar de la apicectomía? ¿Qué es exactamente? ¿Para qué se usa? ¿Cuándo es necesario someterse a este procedimiento dental? ¿Cuáles son los beneficios y los posibles riesgos de la apicectomía? ¿Cuánto cuesta?

Hoy vamos a tratar de darles una respuesta a todas estas preguntas viendo juntos qué es una apicectomía, cómo funciona este procedimiento dental, y cuáles son los precios generalmente relacionados con ella.

¿Qué es la apicectomía?

La apicectomía, también conocida como epicectomía, es un tratamiento dental particular que se utiliza en presencia de circunstancias muy específicas, por ejemplo para el tratamiento de ciertos granulomas.

Se trata de un verdadero procedimiento quirúrgico que consiste en la extracción de la parte apical del diente, o mejor dicho, de su raíz cuando está particularmente dañada.

Normalmente este procedimiento quirúrgico va seguido de un tratamiento de raspado de las encías para limpiar todas las áreas circundantes de la presencia de cualquier bacteria que pudiera crear más daño.

A menudo se prefiere la apicectomía a otros procedimientos dentales (por ejemplo, el tratamiento de conducto) porque, al eliminar la parte infectada, se garantiza que el problema no afecte a otras zonas, lo que empeora aún más la situación.

¿Cuándo se requiere un procedimiento de apicectomía?

Veamos ahora las condiciones que requieren la intervención de un dentista con un procedimiento de apicectomía.

Como ya hemos mencionado, normalmente, esta operación se considera cuando la parte apical de la raíz del diente está pasando por ciertas patologías

Normalmente, estas patologías se manifiestan con la formación de fístulas justo en la zona de la apicectomía y también pueden ser muy dolorosas para el enfermo.

Se trata de una operación de microcirugía endodóntica porque la porción de tejido sobre la que operará el especialista es muy pequeña y requiere una instrumentación especial, como un microscopio de operación.

En general, podemos resumir los principales casos en los que se realiza la apicectomía en los siguientes puntos:

  • Si el paciente ha sufrido una desvitalización sin éxito.
  • En presencia de una caries muy profunda para la cual el tratamiento de conducto demostró ser inútil
  • Si se han formado depósitos de calcio en el canal de la raíz, lo que evita que el diente sea desvitalizado
  • Cuando la pulpa del diente está infectada y es necesario evitar que la infección se extienda a los tejidos circundantes y afecte al hueso.

En cuanto a los síntomas que el dentista tiene en cuenta antes de realizar una apicectomía, el paciente se quejará sin duda de fuertes dolores, debido al estado de infección, y de una grave dificultad para masticar.

En cualquier caso, sin embargo, su dentista hará todo lo posible para preservar todas las partes naturales de sus dientes. De hecho, antes de proceder a la apicectomía, intentará intervenir con métodos alternativos.

¿Cómo funciona la apicectomía?

Ahora vamos a tratar en cambio con el aspecto práctico de la apicectomía. Tratando de entender con más o menos detalle cómo funciona este tipo de cirugía dental.

Antes de que el dentista (o mejor dicho, el endodoncista), proceda a la apicectomía, obviamente tendrá que hacer todas las pruebas de control para ver si hay alguna razón por la que sería mejor no iniciar la intervención.

Los exámenes que suelen realizarse antes de proceder a una apicectomía no sólo sirven para investigar a fondo el estado de salud del paciente, sino que son indispensables para identificar exactamente la zona que debe operarse.

Para ello, de hecho, se suele prescribir una radiografía dental, que permite a los especialistas hacer una evaluación de todos los tejidos de la cavidad oral, obteniendo información muy útil también sobre el estado actual de la inflamación.

A veces, el dentista también prescribe antibióticos a su paciente antes de proceder a la apicectomía. De esta manera es posible reducir el flujo de sangre a la encía que se va a operar, reduciendo así el riesgo de hemorragias fuertes.

Una vez que se han hecho todas las comprobaciones necesarias, el endodoncista puede iniciar el procedimiento quirúrgico, si es necesario utilizando una pequeña anestesia local para calmar al paciente.

Las diversas fases en que se divide una intervención de apicectomía pueden resumirse en los siguientes puntos:

  • Como en la mayoría de los procedimientos dentales, el paciente necesitará enjuagarse con un enjuague bucal desinfectante especial.
  • Si es necesaria la anestesia local, el médico esperará unos minutos antes de hacer la incisión para que la medicación surta efecto.
  • Una vez que el paciente ha perdido la sensibilidad en el área afectada, el doctor hará una incisión en la encía, descubriendo completamente el área apical de la raíz del diente.
  • Con la ayuda del microscopio operativo, el dentista tendrá la situación claramente frente a sus ojos y podrá proceder a la eliminación de todos los tejidos inflamados y cualquier fístula que se haya formado en el tejido de la encía, teniendo especial cuidado de no pasar nada por alto.
  • A continuación procedemos al legrado, que es una especie de raspado de los tejidos infectados, para asegurarnos de que se eliminan todos los rastros de bacterias y tejidos infectados.
  • Al final del procedimiento, habrá un pequeño espacio dejado por los tejidos que han sido removidos. Para asegurar que este espacio no cause ningún problema al diente (o incluso a toda la dentadura), se rellena con un material especial, de modo que la funcionalidad del diente no se vea afectada.
  • Después de llenar el espacio y asegurarse de que el área ha sido perfectamente raspada y limpiada, se puede proceder a la inserción de unos puntos de sutura para cerrar la pequeña incisión.

Además, si procede, el material infectado que se haya eliminado podría enviarse a un laboratorio específico para su análisis, que determinará de manera muy precisa la naturaleza de la infección.

De esta manera el médico puede asegurarse de que el tratamiento prescrito es el correcto.

Como puede ver, no es una cirugía compleja, que suele durar media hora. Sin embargo, en casos más complejos la operación puede ser más larga.

¿Cuáles son los riesgos asociados a una apicectomía?

Como en todos los tipos de cirugía, ya sea dental o no, hay ciertos riesgos y complicaciones asociados con una apicectomía.

Inmediatamente después del procedimiento, seguramente sentirá algo de dolor, incluyendo hinchazón en el área afectada, pero esto es normal y desaparecerá en unos pocos días.

Si sigue todas las instrucciones de su médico no tendrá ninguna complicación en particular, pero hablaremos de esto más tarde.

Por último, recuerde que incluso el aumento de la movilidad del diente es completamente normal, al cabo de unos días recuperará su estabilidad normal y esto también ocurre con su sensibilidad, que podría estar ausente durante un corto período debido a posibles daños en el nervio.

¿Cuáles son, en cambio, las ventajas de la apicectomía?

Entre las ventajas de esta famosa práctica dental se encuentra, sin duda, la desaparición del dolor intenso y la recuperación de la masticación. Obviamente, sin embargo, esto sucede si la apicectomía tiene éxito.

¿Cuánto cuesta este procedimiento dental?

Como ya sabe, los procedimientos dentales pueden ser muy costosos. En todo caso, el precio puede verse influido por varios factores, por ejemplo, los que se mencionan a continuación:

  • El número de sesiones necesarias para completar el procedimiento
  • La complejidad de su caso
  • El tipo de instrumentación que utilizan los especialistas
  • El material que se utiliza
  • Teniendo en cuenta todos estos factores, podemos decir que, en general, el costo de un procedimiento de apicectomía dental es de unos 300 euros, pero puede aumentar hasta unos 600 euros.

En cualquier caso, antes de someterse a cualquier tipo de intervención dental, le recomendamos que se informe siempre sobre los beneficios fiscales del Estado a los que pueda tener derecho según su estado de salud.

Deja un comentario

You cannot copy content of this page