10 consejos para cuidar los dientes en verano que no tienes que olvidar

¿De qué forma cuidar los dientes en verano?

Días de playa, tardes de piscina, meriendas dulces con los amigos, asambleas familiares, comidas fuera de casa, viajes o excursiones.

A lo largo del verano, singularmente en las vacaciones, nuestras prácticas y horarios cambian radicalmente, resultando difícil mantener la constancia en los hábitos de higiene dental, sobre todo para los niños.

Uno de los más importantes peligros de desatender los dientes en verano son las caries; y asimismo tienen la posibilidad de verse perjudicadas las encías, que pueden acumular placa en la base de los dientes y finalizar formando sarro.

Por ello, conviene recordar que al igual que en verano protegemos nuestra piel de los rayos del sol, asimismo es requisito proteger nuestros dientes.

¿Cómo cuidar los dientes en verano? 10 consejos que no tienes que olvidar

1 Conviértete en con un Kit de limpieza dental de viaje que integre un cepillo cómodo, un bote de dentífrico, hilo dental y colutorio.

2 Recuerda resguardar tus labios. Es la parte del cuerpo mucho más susceptible a las quemaduras solares. Podrás evitar los labios secos o agrietados usando algún asegurador labial.

3 Precaución con los accidentes bucales. En veranos aumenta el peligro de padecer algún incidente dental gracias a las actividades acuáticas. Hay que tomar las precauciones primordiales, ya que nuestros dientes son únicos. Si sufres algún incidente dental, no olvides visitar a tu dentista.

4 Bebe agua de forma regular para proteger la piel y los tejidos de las encías del calor radical. Beber agua tras las comidas, te servirá como enjuague en caso de que no logres lavarte los dientes.

5 Masticar chicles sin azúcar puede ayudarte a proteger los dientes en verano. Esta actividad genera una mayor producción de saliva, equilibra el pH de nuestra boca y suprime bacterias.

6 Precaución con las bebidas carbonatadas, los cítricos y los alimentos ricos en azúcares, puesto que llegan a ser perjudiciales para nuestra salud provocando caries, sensibilidad, etcétera. Procura reducir su consumo y limpiar o cuando menos enjuagar tus dientes tras consumirlos.

7 Aprovecha el agua de mar y ten cuidado con el agua de la piscina. Nadar y bucear en demasía en la piscina puede debilitar tus dientes, puesto que el cloro que tienen las piscinas está compuesto por modelos químicos que desgastan el esmalte de las piezas dentales. Sin embargo, enjuagarse la boca con agua marina es muy buena iniciativa, puesto que la salinidad del agua contribuye a reducir las bacterias.

8 Comer frutas y verduras frescas en verano nos asiste a atacar la placa bacteriana, impulsa las glándulas salivales y nos aportan los nutrientes y vitaminas necesarios.

9 Modera el consumo de tabaco y alcohol, ya que manchan los dientes y favorecen la aparición de halitosis, entre otros inconvenientes.

10 Después del verano no tengas dudas en programar una revisión con tu dentista, especialmente si no has ido en los últimos meses.

Si bien el verano es tiempo para disfrutar, no dejes de lado tu higiene dental. Recuerda poner en práctica estos fáciles consejos para no perder el hábito en vacaciones.

Síguenos en Redes Sociales si quieres acceder a descuentos exclusivos que garantizamos a nuestra comunidad on-line y recibir mucho más consejos / información sobre salud dental.

Te recomendamos compartir este producto para ayudar a otras personas y a sus hijos a proteger los dientes en verano y eludir de esta forma el comienzo o desarrollo de una gran variedad de problemas bucodentales.

También te puede interesar:

Deja un comentario

You cannot copy content of this page